En tiempos de incertidumbre y gran inseguridad, las personas ansían saber más acerca de sus esperanzas para el futuro más que nunca. Fue por eso que beamian creó la iniciativa beamian talks, donde moderó su primer webinar para discutir cómo será la nueva normalidad para la industria de los eventos en este período de restablecimiento de actividades.

 

El panel contó con la presencia de Melina Capodistrias (Marketing Expert independiente), Carlos Galayo (Founder en Elonquece), Juan Bautista (CEO en JOBA Eventos), Gil Belford (General Manager en Fever) y Ricardo Bramão (Presidente en Aporfest) y fue moderado por Damián Leyva (International Business Development Lead de beamian).

Todos ellos coinciden en que aquellas organizaciones que adquirieron competencias tecnológicas han podido adaptarse mejor a un nuevo contexto, en donde la tecnología ha jugado un papel clave para brindar la flexibilidad necesaria para capturar nuevas oportunidades y relanzar un sector que como indicaba Juan Bautista de JOBA eventos:

Genera un impacto económico de 11.000 millones de euros en el PIB español.

Para lo cual según Carlos Galayo de Eloquence, apuntaba que:

Será crucial ganar la confianza de los visitantes al evento, en este sentido, trataremos de conseguir eventos FREE COVID.

Aún reflexionamos sobre la importancia de elegir aliados tecnológicos apropiados, que ayuden no sólo a innovar, o a responder a nuevas regulaciones como control de aforo y acceso, sino también a buscar nuevas fuentes de ingresos y a protegernos de amenazas internas y externas en nuestros eventos. La cantidad de información que vamos a manejar sobre los participantes va a incrementar notablemente, pudiendo convertir los eventos en un target atractivo para los hackers informáticos.

Melina Capodistrias afirmó al respecto que:

Para evitar estos inconvenientes tenemos que aliarnos con nuestros partners tecnológicos, tanto en desarrollo de software como en hardware, ya que vienen trabajando hace años contra estos ataques

Por otro lado se mencionó la dificultad que encuentran algunos organizadores de eventos para monetizar el live streaming debido a la gran cantidad de contenidos gratuitos, sin embargo también se destacó la importancia precisamente de la calidad y relevancia del contenido para poder diferenciarse de los demás y consecuentemente poder monetizar.

Todos los panelistas estuvieron de acuerdo en que el modelo de evento híbrido puede traer grandes oportunidades dado que es una manera de monetizar con los participantes locales y también hacerlo con una audiencia que de otra manera no hubiera podido participar en dicho evento.

¿Pero cuál es la labor que desde la industria de los eventos podemos hacer más allá de apoyar la reactivación económica?

Todos los panelistas estuvieron de acuerdo con el hecho de que los eventos no sólo son un motor esencial para la actividad económica,
sino que pueden ser un mecanismo de gran relevancia para educar y concienciar a las personas sobre medidas de protección, prevención e higiene y para volver a generar confianza al público en general para la vuelta a la normalidad. Los eventos híbridos se antojan esenciales para este fin y van a ayudar hacer posible una reactivación económica garantizando la seguridad de los participantes y la ciudadanía.

Como dijo Gil Belford, en acuerdo con los otros panelistas:

Realmente vemos una gran oportunidad en los eventos híbridos, dado que se pueden combinar tanto participantes locales, pagando entradas, probablemente en menor proporción y con miles de participantes conectados via live streaming, que de otra manera no hubieran podido participar en el evento. Entonces aquí hay una gran oportunidad para monetizar, pero es importante que nos centremos en la calidad del contenido para poder competir, dado que hay mucho contenido disponible online gratuito. Aquí el diferencial va a ser la calidad. La principal barrera va a ser que se empiecen a idealizar los eventos con este modelo híbrido en mente. Hasta ahora, lo que se ha hecho en algunos casos es crear un evento offline optimizado para el offline, y ponerlo online via live streaming (o sea, el streaming es totalmente secundario – un “nice to have”). A futuro, creo que tendremos que optimizar nuestros contenidos tanto para el offline como para el online, que pasa a ser un “need to have”.

¿Buscas un partner tecnológico
para tus eventos y así mejorar tu fuente de ingresos?